Homenajes del 2018

Homenajes organizdos

Homenaje organizado por el fallecimiento del Prof. Oscar Saavedra San Martín

Memoria del profesor Oscar Saavedra San Martin

Lamentablemente el pasado 8 de abril ha fallecido un destacado científico boliviano; el Prof. Oscar Saavedra San Martín, cuyo notable aporte científico al campo de la física, y en particular, al estudio de los rayos cósmicos, la astronomía gamma y la astronomía de neutrinos, le representó recibir varios reconocimientos a nivel mundial y una producción de más de 500 artículos publicados en revistas internacionales de alto impacto.

El Prof. Saavedra nació en la ciudad de La Paz el 29 de junio de 1940, estudió en el Colegio San Calixto de la misma ciudad. Se trasladó a Europa a poder cumplir con su deseo de estudiar física, que implicaba iniciar una nueva vida lejos de su tierra natal y seres queridos. Los estudios de pregrado y posgrado los realizó en Italia obteniendo así, el año 1964 el doctorado en Física que otorgado por la Universidad de Milán. Su carrera científica inicia con mucho éxito, entre los años 1966 – 1968 fue director del Laboratorio de Física Cósmica de Chacaltaya, situado a 5220 m.s.n.m. en el altiplano boliviano en La Paz, Bolivia. Participó del experimento BASJE (por sus siglas en inglés, Bolivian Air Shower Join Experiment) en el programa del estudio de los rayos gamma provenientes del espacio exterior; estos estudios fueron muy importantes ya que fueron pioneros en el campo de lo que hoy se conoce como la astronomía gamma. Años más tarde, retorna a Europa a continuar con su carrera científica. En la década de los 70s fue parte de una colaboración internacional dedicada al estudio de las propiedades de los Chubascos Extensos por sus siglas en ingles (EAS), en el Observatorio Pic du Midi di Bigorre situado a 2877 m.s.n.m. en los pirineos franceses. A finales de la década de los 80 e inicios de los 90s, el profesor Oscar Saavedra participó de la colaboración italiana NUSEX (por sus siglas en inglés, NUcleon Stability EXperiment) situado en la montaña más alta de Europa Mont Blanc (Monte Blanco) situado entre Francia e Italia, con una altura aproximada de 4800 m.s.n.m. Los aportes científicos que hizo durante la participación del experimento NUSEX, fueron en las áreas de física de los neutrinos atmosféricos y la observación modulada del flujo de muones en la detección de los rayos gamma provenientes de CYGNUS-X3 (microquasar). También fue parte de la colaboración italiano-rusa LSD (por sus siglas en inglés, Liquid Scintillator Detector) hasta inicios del siglo 21. Los aportes científicos se centran en el estudio de la detección de neutrinos provenientes del espacio exterior, particularmente solares y de supernovas por experimentos bajo tierra, como era el caso del experimento LSD localizado también en el Monte Blanco. Estos estudios pioneros abrieron una nueva rama en la astronomía, denominada hoy en día, como la astronomía de neutrinos. El 23 de febrero de 1987 se observó la explosión de la supernova 1987A en la gran nube de Magallanes a través de experimentos bajo tierra, el experimento LSD conjuntamente con otros de similares características como, Kamioka en el Japón, Baksan en Rusia, e IMB en USA, detectaron tan importante evento. Durante la década de los 90s también fue participe del experimento LVD (por sus siglas en inglés, Large Volume Detector) localizado en los laboratorios del Gran Sasso (Laboratori Nazionale del Gran Sasso en italiano), nombre debido al de la montaña, con una elevación de 2912 m.s.n.m. que alberga dicho laboratorio en las cercanías del municipio de L’Aquila, Italia. LVD fue prácticamente un observatorio de neutrinos que empezó a operar en junio de 1994. Los estudios del observatorio fueron enfocados en particular a los estallidos de neutrinos provenientes de colapsos gravitacionales en nuestra galaxia. Por otra parte, también se enfocó al estudio de neutrinos asociados a los eventos así denominados, Gamma Ray Burst (estallidos de rayos gamma) provenientes del espacio exterior.

También fue parte de una gran colaboración internacional entre el INFN (Sez. Bari, Bologna, Lecce, Napoli, Pisa, Torino) de Italia, (CalTech, Boston, Indiana, Drexel, Texas) de USA y el CERN de Ginebra, que hizo realidad el experimento MACRO (por sus siglas en inglés, Monopolo, Astrophysics, Cosmic Ray Observatory) siendo un detector subterráneo localizado también en el Gran Sasso. Este experimento fue multipropósito y de gran tamaño, diseñado para buscar eventos raros en la radiación cósmica (es decir, rayos cósmicos). Ha sido optimizado para buscar los monopolos magnéticos supermasivos predichos por las Grandes Teorías Unificadas (GUT) de las interacciones electro-débiles y fuertes; también realizó mediciones en áreas de la astrofísica, física nuclear, física de partículas y los rayos cósmicos. Estos incluyen el estudio de neutrinos atmosféricos y oscilaciones de neutrinos, neutrinos astronómicos de alta energía (~ 1 GeV), búsquedas indirectas de WIMPs, búsqueda de neutrinos de colapso estelar de baja energía (~ 7 MeV), estudios de varios aspectos de la alta energía en el flujo de muones subterráneos (que es una herramienta indirecta para estudiar la composición, el origen y las interacciones de los rayos cósmicos primarios). El detector se construyó durante los años 1988 – 1995 y se completó en agosto de 1995, los datos terminaron de registrarse en diciembre del año 2000.

Durante la década de los 90s e inicios del año 2000 fue parte de una colaboración exclusivamente italiana entre el INFN de Torino, INFN de Napoli, INFN de Bologna y también el CNR (Consiglio Nazionale delle Ricerche) de Italia; en el contexto del experimento EAS – TOP conjuntamente en colaboración con los detectores bajo tierra: MACRO y LVD. EAS – TOP fue un arreglo experimental de detectores de partículas del Laboratori Nazionale del Gran Sasso, localizado en el (Campo Imperatore) sobre la superficie de la montaña. El experimento operó durante diez años en condiciones climáticas difíciles propias del lugar (Campo Imperatore). Entre las contribuciones de los aportes científicos que dio el experimento podemos señalar: el estudio del espectro de energía de los rayos cósmicos (RC), estudios de la composición de RC y modelos de interacción adrónica, en los rangos de energía 10^13 y 10^16 eV, por otra parte, también se hicieron estudios en el contexto de la astronomía gamma.

A finales de la década de los 90s retornó al Laboratorio de Física Cósmica de Chacaltaya (LFCC) con la propuesta de dos experimentos novedosos en un marco de colaboración internacional entre el INFN de Torino, Italia y el Instituto de Investigaciones Físicas (IIF) de la UMSA en La Paz, Bolivia. El primero fue el experimento INCA que fue un arreglo de detectores de partículas puestos en el LFCC a una elevación de 5200 m.s.n.m. Los resultados de este experimento fueron una contribución bastante importante en la búsqueda de GRBs, como resultado de una estrecha y muy eficiente colaboración entre científicos italianos y bolivianos. Por otro lado, nace también una colaboración internacional entre el INFN de Bologna, INFN de Torino y el IIF de La Paz, a través del experimento SLIM (por sus siglas en inglés, Serach for LIght magnetic Monopoles) también instalado en el LFCC. Este experimento fue un arreglo de detectores de trazas nucleares que cubría un área de 427 m2. El objetivo experimental del detector fue la búsqueda de monopolos magnéticos en los chubascos de partículas generadas por los rayos cósmicos en la atmósfera.

Entre los años 2002 - 2006 nace una colaboración internacional impulsada sobre todo por países Latinoamericanos, de la cual también fue promotor el profesor O. Saavedra conjuntamente con varios científicos latinoamericanos de países como Argentina, México, Perú, Brasil, entre otros. Bolivia se suma a esta gran colaboración internacional en el contexto del Observatorio Latinoamericano Gigante de Rayos Gamma (de sus siglas en inglés, LAGO); que hoy en día reúne a más de 25 instituciones de 10 países latinoamericanos (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú y Venezuela) y un país europeo, España.

Entre sus últimos aportes científicos del ilustre profesor O. Saavedra se encuentra una publicación muy reciente de inicios de este año 2018, el cual está ligado a la actividad científica que mantenía siempre viva con sus colaboradores rusos. Él fue parte hasta el final de sus días de la colaboración italiano-rusa NEVOD – DECOR. Un experimento destinado al estudio de muones atmosféricos, con resultados bastante importantes en lo que concierne las pruebas de los modelos adrónicos, en las medidas del exceso de muones que publicó este importante experimento recientemente. El profesor Saavedra fue un gran impulsor de los convenios internacionales entre Italia y Rusia, que datan desde el año 1992, donde fue firmado por primera vez el convenio de colaboración científica y académica entre la universidad de Torino y el MEPhI (por sus siglas en inglés, National Research Nuclear University).

El profesor Oscar Saavedra también fue participe en la organización de numerosas conferencias y escuelas sobre la actividad científica en el área de física de rayos cósmicos y astrofísica a nivel mundial, a continuación, se señalarán aquellas organizadas en particular en Latinoamérica en el contexto del ciclo de escuelas que el profesor encabezó:

  • Primera Escuela de Rayos Cósmicos y Astrofísica que tuvo lugar en La Paz, Bolivia (agosto de 2004)
  • Segunda Escuela de Rayos Cósmicos y Astrofísica que tuvo lugar en Puebla, México (septiembre de 2006)
  • Tercera Escuela de Rayos Cósmicos y Astrofísica que tuvo lugar en Arequipa, Perú (septiembre de 2008)
  • Cuarta Escuela de Rayos Cósmicos y Astrofísica que tuvo lugar en Santo André, Brasil (septiembre de 2010)
  • Quinta Escuela de Rayos Cósmicos y Astrofísica que tuvo lugar en La Paz, Bolivia (agosto de 2012)
  • Sexta Escuela de Rayos Cósmicos y Astrofísica que tuvo lugar en Chiapas, México (noviembre de 2015)
  • Séptima Escuela de Rayos Cósmicos y Astrofísica que tuvo lugar en Quito, Ecuador (2017)
  • Este ciclo de escuelas promovidas por el Prof. Oscar Saavedra deben continuar y además de llevar su nombre, esta es la sugerencia de los colegas de las diferentes instituciones latinoamericanas incluyendo la nuestra.

    Finalmente deseamos hacer énfasis en los esfuerzos del profesor Oscar Saavedra enfocados en fortalecer las relaciones entre los distintos institutos de investigación y universidades entre Europa y Latinoamérica. En particular, me gustaría enfocarme al constante apoyo que brindó el profesor O. Saavedra hacia la carrera de física de la FCPN de la UMSA. Promoviendo la movilidad de estudiantes para la realización de posgrados hasta el nivel de doctorado en Italia. Por otro lado, el profesor O. Saavedra promovió convenios internacionales de apoyo académico y científico entre las universidades de Turín y la UMSA, extendiendo así el apoyo a otras Facultades de la universidad. También fue participe en la consolidación del convenio de colaboración científica entre el gobierno boliviano y el Centro Europeo para la investigación nuclear (CERN) firmado el año 2007, al cual la UMSA se adhiere el mismo año, por resolución universitaria No. 613 del 31 de octubre del 2007. Por todo lo anteriormente mencionado solamente nos quedaría decir que tenemos que seguir adelante con lo que inició el profesor Saavedr

    Ver video memoria

    Galería de fotos